¿Quienes somos?

Somos profesionales concienciados con el medio ambiente que tras trabajar durante muchos años para multinacionales, llegamos a la conclusión de que para que algo cambie, hay que empezar por uno mismo. 

¿Por qué el nombre THE ARCTIC BAY? 

La importancia del Ártico en el clima es enorme. Su hielo refleja los rayos solares expulsándolos al espacio y también regula la temperatura global a través de las corrientes marinas. Por desgracia, el aumento de la temperatura debido al cambio climático está derritiendo el Ártico. Por suerte, aún estamos a tiempo de frenarlo si cambiamos nuestra forma de pensar, de actuar y de consumir. 

¿Qué hacemos?

En The Arctic Bay nos inspiramos en la naturaleza para hacer nuestros diseños, creando productos sostenibles de alta calidad que contribuyan, aunque sea un poquito, a conservar nuestro mundo.

Hoy en día se consumen productos de poca calidad en mucha cantidad. Lo que se traduce en despilfarro, más kilómetros de transporte, peores condiciones laborables y por supuesto, más contaminación.

Excelente traspiración

El aire fluye libremente a través del tejido para que tu piel respire. 

Extra de suavidad

Hechos sin costuras y con hilo doble italiano de algodón orgánico para que sean tan suaves que ni los notes cuando los llevas puestos.  

Sin alergias

El algodón orgánico evita alergias derivadas del uso indebido de productos químicos.

La Naturaleza nos rodea y aunque a veces nos pase desapercibida, solo hay que detenerse para poder apreciar su belleza.

En The Arctic Bay nos inspiramos en ella para crear productos de diseño únicos que marcan la diferencia.

Por originalidad

Cuando elegimos en que inspirarnos tratamos de buscar nuevos temas o verlos desde otra perspectiva.

Por producción

No somos una gran multinacional que vende a todo el mundo. Nuestra producción es pequeña, por eso, tendrás la seguridad de llevar algo diferente. 

Por colores

Hemos elegido cuidadosamente todos los colores para que tengas muchas opciones al combinarlos tu outfit

Por mensaje

Si te gusta la Naturaleza, no solo llevarás calcetines para que te digan qué guapo o qué guapa, también estarás expresando tu forma de pensar.

Desde que nació nuestra marca teníamos claro lo que queríamos vender:
Un producto sostenible que respetase el medio ambiente.

Huella de Carbono

No elegimos España para fabricar nuestros calcetines al azar. Además de asegurarnos la calidad, gracias a su tradición textil, evitamos que nuestros productos tengan que recorrer todo el planeta para llegar a nosotros. 

 

 

De esta forma disminuimos nuestra huella de carbono y contribuimos a que haya menos tráfico en nuestros océanos. 

Algodón Orgánico

En el cultivo del algodón orgánico solo se utilizan métodos y materiales responsables que tienen un menor impacto en el medio ambiente.

 

Al no utilizar sustancias tóxicas como fertilizantes, insecticidas y pesticidas de origen petro-químico se evita que estas lleguen al medioambiente dañado acuíferos y ecosistemas.

 

Además con este tipo de cultivo se puede llegar a ahorrar un 50% de agua ya que se gestiona de formar más eficaz al incrementar la materia orgánica del suelo. 

Todo el algodón que utilizamos para crear nuestros calcetines cuenta con
certificado GOTS

 

Sin plásticos

En el año 2050 puede haber más plástico que peces en nuestros océanos según “Ellen MacArthur Foundation”.

En The Arctic Bay nos gustaría intentar ser parte de la solución y no del problema. 

¿Cómo? 

Sustituyéndolos por materiales biodegradables que sean más respetuosos con el medioambiente. Desde nuestra etiqueta hecha de cartón y unida por un hilo al calcetín, hasta los packs de regalo y las cajas que utilizamos para los envíos. 

Además, mediante The Arctic Bay Project, apoyamos económicamente a The Ocean Cleanup y realizamos pequeñas acciones de limpieza de plástico en nuestros bosques, ríos y playas. Descubre más sobre nuestro proyecto aquí.

    The Artic Bay

    Nos inspiramos en la Naturaleza para crear productos sostenibles que se fabrican en Europa.

    Certificado AEKO Calcetines